VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +2 (from 2 votes)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.5/10 (4 votes cast)
Caza, Palomas y amigos

Caza, Palomas y amigos

En esta época del año nuestros montes están repletos de escopetas, quizás es el momento en el que mas cazadores hay repartidos por los cotos del territorio nacional. Esta bonita temporada es una de las favoritas de nuestro experto cazador y armero desde hace mas de 50 años. Javier Garcia Alonso .

Él la describe así;

” No hay nada mas gratificante para un cazador con perro que esa época denominada la media veda, caza de cordorniz, tórtola y paloma”.

La verdad es que cuando escucho media veda mi mente la asocia automáticamente con la codorniz, pequeña ave africana que cruza el estrecho en primavera, y nos abandona a finales de Septiembre.

La tórtola era y fundamentalmente una caza a la espera en arboledas cerca de los ríos donde van a beber, y en campos de girasol, que cuando maduran proporcionan alimento.

La paloma en esta época se mataba las zuritas en Castilla y alguna torcaz despistada en nuestra tierra, en la actualidad crían aquí y se les ve en cualquier lugar.

En tiempos pasados para el 12 de Octubre “El Pilar” iniciaban su paso a España desde los Pirineos franceses. Cuando durante varios días en los puertos había niebla espesa, se acumulaban grandes cantidades de torcaces que no podían cruzar ya que no se veía absolutamente nada,  y cuando levantaba la boira yo las he visto en Boltaña ( Huesca) grandes bandadas llegar a tapar el sol. Se cazaban con escopeta y era un continuo tiroteo su carne es exquisita, sobre todo si son jóvenes, pues como el cerdo ibérico su alimento principal es la bellota. Si queréis comprobar su edad presionar el pico si se dobla o hunde es un palomo joven, placer culinario.

Como he dicho la codorniz es la reina de la media veda, empecé a cazarla a los 12 años, mi padre me compró una chimbera 12mm, así se decía a las escopetas de pequeño calibre en Eibar. Teníamos un Setter negro muy tranquilo siempre cazando a la mano, con no demasiados vientos, muestra firme y muy dócil. Cuando se podía de muestra yo me colocaba a su cola y lo hacia entrar, si fallaba mi padre con su escopeta del calibre 12 me corregía el tiro. A lo largo de mi vida me he dado cuenta que los padres siempre estamos detrás por si debemos corregir el tiro.

Me fui haciendo mayor y vivía la caza con intensidad, un mes antes de levantarse la veda, cuando los campos son enormes rastrojos, salía a diferentes lugares con el perro a entrenarlo y al mismo tiempo endurecer le las patas. Los animales sufren mucho si se aspean , los rastrojos se clavan y les hacen heridas.  Solo un buen ejercicio les endurece las suelas, haciéndoles incansables e inmunes al dolor.

papa con perdices

He tenido muchos perros setters, pointers, spaniels y perdigueros , pero sin dudad el tener un buen perro un perro completo, dicen es como tener un gran amor, el que tiene mucha suerte tiene uno en la vida. Yo fui afortunado con disfrutar de Perla, mezcla de perdiguero de Burgos con perdiguero común, nació con pintas cenizas en fondo blanco.  Su padre Tom perdiguero de burgos pura sangre.

Perla, de mediana alzada, muy dócil, con extraordinario olfato, cazando siempre a la mano daba igual en rastrojo que en alfalfa con la cabeza alta, porte sereno y muestra firme. Si mostraba dos codornices, sin dejar la muestra me miraba y movía la cabeza de izquierda a derecha, diciéndome “Ojo que hay dos”. Si las abatía traía una tras otra, le acariciaba la cara le daba dos palmadas y a volver a cazar… Aunque era una perro de vientos, si una pieza caía de ala, rastreaba igual que un sabueso.

En un monte cercano a Huesca “Sietamo” cazando la perdiz, se quedó de muestra en unos chaparros, la hice entrar y salió al galope una liebre que deje tiesa a los 20 metros, Perla no se inmuto seguía haciendo la muestra, volvía a hacerla entrar y con el clásico cha cha cha se arrancó un perdigacho que también colgué, por lo visto a Perla le importaba mas la pluma que el pelo. 

No quiero abundar mas en anécdotas de mi inolvidable perla, corro el riesgo de que me consideréis el abuelo cebolleta y sea comparado, con el jugador de parchís, que mata una y cuenta veinte.

La codorniz, antes y ahora tiene unas querencias de habitat, le gusta por este orden :

Los campos de mijo

La semilla de alfalfa

El rastrojo de trigo

El alfalfa

El mijo para la codorniz es su mayor golosina, lástima que se cultive muy poco, pero si encuentras alguno, seguro que hay codornices.

La simiente de alfalfa, también les gusta mucho, pero no entres, pues el dueño te echara con cajas destempladas, el perro y tu al pasar tiráis la simiente al suelo y malográis la cosecha.

El rastrojo de trigo sobre todo si ha llovido y en las orillas hay verde, le encantara a la codorniz, lastima que con el cultivo intensivo las tierras se labran casi antes de cosechar y tan apenas quedan rastrojos en época de caza.

En la alfalfa en estas tierras, de primavera a otoño, se efectúan cinco cortes con grandes máquinas, para llevarlas directamente a las deshidratadoras. Es un refugio ideal para estas avecillas, protección al sol humedad, semillas y gusanitos, si esta un poco alta y espesa solo los perros con licenciatura en caza consiguen encontrarlas.

Los animalillos no saben que su peor enemigo no es el cazador, si no las maquinas que avanzan cortando a gran velocidad, la mayor parte de las veces son engullidas quedando solo amasijo de plumas y huesos.

Desde mi modesta opinión, hoy en la era de los avances tecnológicos las maquinas cortadoras deberían contar con ultrasonidos u otro medio que ahuyentara a las codornices e impidiera este desastre ecológico.

Por ultimo y para finalizar mis comentarios, deciros que lo mas valioso de la media veda, es ver amanecer en el campo, disfrutar del fresquito de la mañana oyendo el canto de las codornices, impregnándonos del inconfundible olor de la hierba recién cortada y mas tarde saborear con emocion los lances de nuestro perro, pura naturaleza, pura vida!

Si a la caza!

Javier García Alonso

Pd no olvidéis de equiparos para la diversión

Ropa de Caza 

La media Veda de Javier Garcia Alonso, 5.5 out of 10 based on 4 ratings

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas HTML y atributos:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>