VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 1 vote)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)

Visores Avistar, los mejores visores de caza calidad-precio

En la revista Caza Mayor del mes pasado de Junio, el prestigioso periodista especializado en caza Jean Pierre Bourguignon efectúa una serie de pruebas donde “tortura” virtualmente estos visores avistar. Los resultados son los que corroboran muchos de los cazadores que ya los poseen: los mejores visores con una relación calidad-precio imbatable.

Primera impresión

Embalaje y presentación muy buenos. Incluido un texto impreso que dice: “ingeniería de precisión para una calidad imbatible (retícula iluminada con reóstato, lentes con revestimiento multicapa, resistente al agua y a la nieve, tubo de aluminio de una pieza de gran resistencia y retícula en segundo plano)”.

Los visores avistar

El acabado es de color negro satinado para que no reflejen. La regulación dióptrica se realiza con suavidad y precisión. El zoom o la variación de aumentos resulta preciso y continuo, no saltando por puntos enteros.

Las torretas llevan juntas teóricas para que no les entre ni agua ni polvo. La regulación tanto en deriva como en elevación se lleva a cabo mediante los clásicos clicks, correspondiendo cada uno a una variación de media pulgada a 100 yardas, es decir, 1,27cm a prácticamente 100m (91,4m). Una vez reguladas, no tienen embrague ni se pueden poner en cero para poder calcular más fácilmente las posibles variaciones de distancias, viento lateral, etc.

En cuanto al reóstato que regula el brillo o intensidad del punto, que puede iluminarse en color rojo o en color verde, cuenta con cinco niveles.

 

 

 

 

 

 

Más detalles

Mirando por el objetivo se puede apreciar que las lentes tienen un revestimiento de color verdoso. La retícula 4-Dot iluminada está en el segundo plano focal. La ventaja es que sigue del mismo tamaño y no cambia de tamaño al variar el zoom de aumentos.

Pruebas

  1. Visor avistar 2.5-10×50  sujetado en un sargento para que no se pudiera mover, con cuidado de no dañarlo, Jean Pierre enfocó un punto situado a unos 50m de distancia con los aumentos a 2.5x variándolos hasta llegar a los 10x. El punto enfocado se mantuvo siempre en el mismo sitio.
  2. Se dejo caer el visor avistar 1.5-6×24  a una altura de un metro sobre un cojín para comprobar el aguante a los golpes. No le paso absolutamente nada.
  3. El visor fue mojado con una manguera durante diez minutos como si fuera lluvia fuerte y  no se notó nada, ni dentro de las torretas ni dentro de las lentes.
  4. El visor fué expuesto a pleno sol durante una hora y lo único es que exteriormente quemaba las manos, pero nada más.
  5. Por último, fue metido en el arcón congelador, entre comida variada, durante media hora y al sacarlo seguía igual, salvo el vaho exterior en las lentes al cambiarlo a temperatura ambiente. Al secarse estaba igual que recién salido de la caja.

Conclusiones

Estamos ante unos visores que a primera vista se comportan magníficamente y que no han dado ningún fallo a pesar de las “perrerías” a las que han sido sometidos.

Tienen una claridad envidiable.

En cuanto al precio o relación calidad-precio, es, como dice el importador: imbatible.

Visores avistar que, aunque desarrollados con tecnología japonesa, están hechos en China.

 

 

 

 

 

 

 

Extracto del artículo de Jean Pierre Bourguignon, publicado en la revista Caza Mayor / Junio 2015.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar las siguientes etiquetas HTML y atributos:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>